06 diciembre 2007

Pablo Alejandro for president

Pasan las jornadas y la Gimnástica demuestra que puede estar arriba, entre los cuatro primeros. Que el entrenador y los jugadores cogieran el tranquillo al asunto era cuestión de tiempo, y eso que sigo pensando que la plantilla es de menos calidad que en años precedentes. Además han demostrado una profesionalidad digna de elogio. No se han reflejado en el campo los retrasos en el cobro de las nóminas, algo que parece en vías de solución, al menos, por un tiempo a base de créditos, anticipos y huidas hacia delante que hacen pensar en nada bueno. Queda poco para acabar la primera vuelta, y si se mantiene la tónica de los dos últimos meses, tenemos que pensar en junio estaremos de play-off.

Lo que parece que no tiene solución alguna es el tema institucional del club, y se oyen todo tipo de versiones como posible solución a los problemas de la Gimnástica Segoviana. Los más drásticos hablan de una refundación tras la desaparición del club con la denominación actual y empezar de cero desde lo más alto posible. Son los que piensan que el agujero económico es tan grande que no tiene remedio. Otros piensan que un cambio en la presidencia y la entrada de nuevas personas con nuevos criterios a dirigir al club sería suficiente para que el club permanezca y busque metas más altas. Como se puede comprobar pocos confían ya en los actuales mandatarios del club, los cuales como se diría en términos de política nacional, tienen su legislatura agotada y amortizada.

Y todo esto son opiniones que recojo entre los gimnásticos, sin apenas datos, pues a día de hoy se sigue sin conocer las cifras del presupuesto de esta temporada y el alcance de la más que probable deuda que acumula la entidad. Esta semana El Adelantado informaba que el club había recibido la auditoria encargada y que la comisión revisora de cuentas estaba ejerciendo su labor. Lástima que el 1 de enero de 2008 entre en vigor el nuevo Plan General de Contable, y sería mala leche tener que hacer de nuevo todo el trabajo que ha llevado más de un año.

Todo esto no escocería tanto en un club de fútbol, tan acostumbrados como estamos que el saldo de sus cuentas sea negativo y los problemas económicos moneda de cambio habitual de este mundillo, si enfrente, a solo diez kilómetros de Segovia juega también en Tercera División un equipo llamado La Granja y que va para dos temporadas que con gente de la casa, de los que no le valen a la Sego, hace una temporada muy digna en lo deportivo y además da una lección de gestión económica. ¿Será que en La Granja primero ven los posibles ingresos que puede generar el club durante la temporada y después hacen los fichajes y adquieren compromisos económicos capaces de soportar durante la temporada? No hace falta ir a Salamanca a estudiar para saber que no te puedes gastar más de lo que ingresas. Eso lo han hecho durante años nuestras madres y abuelas sin ser expertas empresarias, ni darse ninguna importancia.

Cuentan que con los nuevos ingresos generados por el club granjeño y que no estaban previstos ya están trabajando en el presupuesto de la próxima temporada, y a lo mejor pasa a ser el hermano rico de la familia y es La Granja la que elige a los jugadores en el próximo verano.

A mi se me ocurre una solución, porque no fichamos a los gestores de La Granja. Claro que si, lo han demostrado en los últimos años en lo deportivo, en lo económico y en lo personal. Sin ruidos, sin escándalos, con mucho trabajo, humildad y seriedad; y todo eso al final cala y da resultados. Yo lo tengo claro, Pablo Alejandro for president.